Citas Inesperadas

En mi opinión creo que hay dos tipos de citas las que se preparan con tiempo, cocinadas a fuego lento y otras que surgen de forma inesperada….

Suena el teléfono, escuchas una voz al otro lado, una voz cálida y sensual…. después de un rato termina la conversación con una hora y un lugar acordados y ahí empiezan los nervios y la excitación…..que continúan mientras te preparas, la adrenalina crece en tu interior y casi sin darte cuenta te encuentras andando escuchando el sonido de tus tacones, según te aproximas al lugar de la cita la agitación va creciendo…… Pasados los nervios iniciales, empieza a surgir ese feeling que se intuía por teléfono y ya en la intimidad  liberas toda la adrenalina acumulada te dejas llevar por la pasión…..y después llega la calma, y te inunda una sensación de tranquilidad.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.