Yo, yo misma e Irene

Uno de los temas suelen salir cuando tengo una cita con alguien, suele ser el motivo por el que empecé a dedicarme a ser escort. Hoy voy a intentar dar respuesta a esa pregunta. Estaba en la universidad, estudiaba la carrera que quería, tenía mis amigas con las que me divertía, salía de fiesta, compartía confesiones… Pero sentía que mi vida estaba un poco estancada, era siempre lo mismo, necesitaba algo más, pasé por una pequeña crisis existencial y me di cuenta de que no podía dejar que la rutina pudiera conmigo tenía que haber algo más necesitaba vivir nuevas emociones, experimentar…

Alguna vez había fantaseado con ser escort, pero nunca me lo había planteado en serio, así fue como empecé a ver películas relacionadas con el tema, “joven y bonita”, ” diario de una ninfómana”…. y así la curiosidad me llevó a investigar por internet y di con un blog llamado las “Alas de la mariposa”, me lo leí prácticamente entero, encontré otros parecidos y después de darle muchas vueltas me dí cuenta de que eso era lo que yo quería (conocer gente, vivir pequeñas aventuras, cumplir fantasias sexuales….). A raíz de ahí empecé a realizar una busqueda más a fondo, pues no tenía ni idea de lo que había que hacer. Un día me decidí a escribir a las autoras de los blogs, cuando lo hice ni siquiera estaba segura de si me contestarían, pero para mi sorpresa todas lo hicieron, incluso, Alejandra, la autora del blog “Alas de la mariposa” me propuso quedar y resolver todas mis dudas. A partir de ese momento me sentí mucho más segura, pues empecé a darme cuenta de que las escorts dejan a un lado la competencia para apoyarse unas otras. También me registré en el foro de guiageisha que me ayudó mucho. Todavía me quedaba mucho camino por recorrer, más adelante llegaría el blog, las fotos, el anuncio…..

Desde entonces mi vida ha cambiado mucho, pero no me arrepiento de haber tomado la decisión de lanzarme en esta aventura, gracias a este mundo he aprendido mucho, he crecido como persona, he conocido a gente increíble, me he liberado sexualmente… Y eso que ser escort, para mi no lo es todo, es solo una parte más que forma mi mundo. Espero no perder nunca esa curiosidad, ni esas ganas de vivir que tengo porque creo que la experiencias que vivimos son las que nos hacer ser como somos y yo me siento muy orgullosa de mi forma de ser. Al fin y al cabo creo que lo importante es ser feliz y sentirse bien con uno mismo.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.